Propuestas políticas de corto alcance para el mercado de la vivienda

  • Las propuestas sociales eclipsan las medidas sobre el sector propiamente dicho
  • La rehabilitación, el alquiler y la eficiencia energética, los tres grandes flancos inmobiliarios (puros) abordados fundamentalmente desde el lado político

e-domus

A poco más de una semana de las elecciones, la vorágine electoral también llega a la vivienda. Como es costumbre, este suplemento analiza las propuestas que los principales partidos (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos) dedican a esta materia en sus programas. Al mismo tiempo, SU VIVIENDA ha testado las peticiones del sector. Entre los compromisos, destacan las iniciativas sociales relacionadas con la vivienda, quedando eclipsadas las medidas inmobiliarias propiamente dichas.

Del mismo modo, haciéndose eco de las reivindicaciones de la calle, los partidos abordan las polémicas cláusulas hipotecarias o la dación en pago. El PSOE y Podemos se comprometen a eliminar las cláusulas abusivas, el PP apuesta por un mayor control y Ciudadanos por sancionar a la banca que dé crédito irresponsable. Sobre la dación, Podemos defiende esta fórmula, el PSOE y Ciudadanos la contemplan para algunos casos y el PP ni la nombra.

Ya en un segundo plano aparecen las iniciativas puramente inmobiliarias, con el alquiler y la rehabilitación como protagonistas, a los que se suma la eficiencia. Todos los partidos contemplan estas tres patas en su política pura de vivienda. El PP prolongará lo hecho en la última legislatura, el PSOE y Podemos cambiarán la ley de arrendamientos y promoverán la renovación de 200.000 casas al año y Ciudadanos aboga por un parque de alquileres sociales y la renovación urbana.

Los entendidos en alquiler tienen claro el objetivo: “Hay que seguir estimulando políticas que permitan que el porcentaje de casas en arrendamiento siga aumentado”, afirma Mercedes Robles, directora general de Arrenta. Para lograrlo, pide recuperar las deducciones, gravar las viviendas desocupadas, potenciar la mediación y crear juzgados especializados en arbitraje en todas las provincias.

En rehabilitación, José Carlos Greciano, secretario general de la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (Anerr), propone “hacer una declaración de objetivos concisa, implementar el Informe de Evaluación de los Edificios para conocer el estado del parque edificado, colaboración público-privada, terminar el desarrollo de la ley a nivel municipal, dar incentivos fiscales a edificios eficientes, impulsar el crédito, promover la cultura de la rehabilitación y agilizar los procesos administrativos”.

Este continuismo, en parte, de la fiscalidad actual es aplaudida por los Técnicos de Hacienda (Gestha). “Ya nos posicionamos en contra de la deducción universal por compra, pues entendemos que ese beneficio fiscal se trasladaba al vendedor vía aumento de precios. Nos parece más conveniente subvencionar parte del precio a personas en situación más precaria”, apunta José María Mollinedo, secretario general de Gestha. “Y si la política es fomentar el alquiler, ayudas a las rentas menores, como fue la RBE, es más eficaz que una deducción”, defiende.

Entre las principales voces del sector, destaca la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), que ha elaborado un documento ex profeso: Propuestas para el nuevo Gobierno. En este texto, apremia al futuro Ejecutivo a crear un marco económico viable para la Rehabilitación y Regeneración Urbana, racionalizar las exigencias de la norma de eficiencia e innovación constructiva o armonizar la ley urbanística para acabar con los “procedimientos inexplicables”.

Pensando en el potencial comprador, los promotores apuestan por “salvar la gran barrera de tener, al menos, un ahorro del 30% del precio de compra”. Y ponen sobre la mesa una medida innovadora: “Las políticas de vivienda deben incluir la financiación de la mayor parte del precio de la casa no cubierto por una hipoteca (…) con el fin de que la entidad pudiera ampliar el préstamo hasta el 95%. El adquiriente de primera vivienda sólo tendría que contar con un ahorro del 5%”.

Sobre el impulso del alquiler, la APCE dice que “deben ampliarse los incentivos a las sociedades” dedicadas a este segmento. Y respecto al mercado hipotecario, los promotores ven “crucial” hacer una “labor pedagógica”. Igualmente, esta asociación propone una de las grandes demandas del sector en favor de la transparencia: “Crear un observatorio que ofrezca información fidedigna contrastada y que aúne a los diferentes intervinientes”.

Sea cual sea el resultado electoral, está claro que el nuevo Gobierno tendrá el reto de hacer una nueva política de vivienda para un nuevo tiempo. Atender las demandas sociales, pero sin descuidar las del sector inmobiliario y promotor, llamado a jugar (ya lo está jugando) un papel relevante en la recuperación económica del país.

Conozca las principales propuestas del PP

Conozca las principales propuestas del PSOE

Conozca las principales propuestas de Ciudadanos

Conozca las principales propuestas del Podemos

 

[FUENTE] EL MUNDO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s